miércoles, 8 de septiembre de 2010

Conversación con un maestro perro


Por las calles de una aldea, un sabio y su hijo se paseaban para gozar el perfume de la tierra mojada. Vieron a un perro vagabundo, temblando de hambre y frío, en busca de una guarida. Los portones donde rasguñó no se abrieron. El sabio le dijo al niño: “¡Obsérvalo un rato, algo aprenderemos de su miseria!”. Ya sin esperanzas, el animal se cobijó junto a una casa. Un campesino que allí vivía, llegó de una bodega cercana con los brazos cargados de leña seca. Dio un puntapié en la puerta. Su mujer abrió y lo dejó entrar. El can observó la escena. Creyó comprender algo. Se precipitó hacia un leño que el hombre perdió en el camino, enterró sus dientes en él, y arrastrando su trofeo fue hacia la puerta para golpearla con sus patas. ¡Salió la mujer, le arrebató el madero y lo corrió a escobazos! Comentó el sabio: “Ese perro nos ha dado una lección de lo que no se debe hacer: a pesar de ser muy inteligente, no se dio cuenta que el campesino entró en la casa no porque trajera palos, sino porque era suya. Cometió el error de querer entrar en terreno ajeno imitando las acciones del propietario”.

Así son los malos discípulos: quieren entrar “en la casa del Maestro” (adquirir su sabiduría), imitando huecamente sus actos, cuando lo que deberían hacer es construir “su propia casa”, (la iluminación no se puede transmitir, es fruto de la experiencia personal), dejando de “robar leña” (copia, falsedad, autoengaño), para ir a los bosques y recogerla ellos mismos. (Descubrimiento de sus propios valores y esencia).

Alejandro Jodorowsky



6 comentarios:

  1. Pobre perrito, se habría merecido algo mejor ¿no? :-) Besos.

    ResponderEliminar
  2. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    TALLER LITERARIO

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  3. Cati: Esa impresión que te deja el cuento, de que el perro merecía algo mas amable, la comparto y es parte del impacto que se busca para que la lección que contiene la narración, golpee en las conciencias.
    Gracias por tu comentario, abrazos.
    Ro

    ResponderEliminar
  4. José Ramón: que original comentario me has regalado, muchas gracias, te abrazo.
    Ro

    ResponderEliminar
  5. Que bellezas: El mundo sin ellos estaría cojo, manco y desaborido.

    Mil biquiños amiga Ro.

    ResponderEliminar
  6. Rosa María: Es cierto, el mundo se enriquece con la presencia de nuestros hermanos de la naturaleza.
    Abrazos
    Ro

    ResponderEliminar

Menos Violencia, Más orgasmos

¡Subvertir la violencia en placer! El orgasmo, más allá de la experiencia físico-corporal, es ícono de entrega y amor. El apoyo, la unión, la empatía entre mujeres nos ayuda a crecer y tener la fuerza de 'todas a una'.