viernes, 30 de abril de 2010

Placer y Dolor


"Sentirse demasiado alegre y demasiado triste son similares. Ambos sentimientos se alejan en igual medida de la ecuanimidad. Ambos finalizan. El primero, al hacerlo nos traerá gran tristeza por haber perdido la agradable sensación. El segundo nos llenará de alegría por haber logrado finalmente salir de la tristeza. Así deambulan siempre como péndulos de placer y de dolor en nuestras vidas. Mientras no logremos la ecuanimidad. El día que nuestro péndulo sentimental se aquiete definitivamente en su caída vertical, la alegría y la tristeza habrán desaparecido para siempre de nuestras vidas. Entonces la felicidad de no estar ya a expensas de vaivenes sentimentales nos traerá la paz necesaria que nos permita descubrir el genuino sentido de la vida"


Rudy Spillman


miércoles, 28 de abril de 2010

Refrán Yoruba


“El que siembra cactus, recogerá espinas”






martes, 27 de abril de 2010

Tono Narrativo

Photobucket

Las palabras dan emociones, pero, en cualquier vuelo literario, las emociones nacen desde la voz del narrador. Pueden ser voces irónicas, cínicas, desafiantes, persuasivas, desconfiadas, enamoradizas, vengativas, melancólicas...

La voz del escritor sobrevuela el texto desde el momento en que elegimos narrar un relato desde ahí, desde nuestro particular punto de vista, pero lo que cuenta el narrador, "cómo lo dice" (tono del discurso), es tan importante -o más- que "lo que dice" (argumento).

"En literatura, no oímos al narrador y, por tanto, debemos estar atentos a otros índices de su actitud", explica Enrique Anderson Imbert en su libro Teoría y técnica del cuento.

Una frase literaria, dicha en tono satírico, no significa lo mismo que expresada en tono frío o distante. Es como un chiste: será más o menos gracioso no sólo por la anécdota en sí, sino más bien por cómo la transmite la persona que la cuenta.

Por tanto, el tono de un relato es la actitud emocional que el narrador mantiene hacia el argumento y hacia los protagonistas.

La entonación crea un efecto de empatía en el lector, porque, según el tono con que se cuente la trama argumental, ésta puede expresar diferentes sentimientos.

No es el mismo discurso afirmar que lloverá, dudar si lloverá o no lloverá o amenazar a alguien con que le lloverá encima.

El tono del relato, en definitiva, puede modificar la historia y forma parte del punto de vista desde dónde quiere narrar el escritor. Cuando éste comienza un cuento, opta por una narración concreta, elige desde qué narrador va a contarla (primera, segunda o tercera persona), pero también desde qué sentimiento (tono) lo enuncia.


Anónimo


viernes, 23 de abril de 2010

Imágenes para Reflexionar

El alcohol es peor para el conductor, que un arma

Photobucket
Mira otra imagen


martes, 20 de abril de 2010

Jodorowsky "El Secreto de la Vida es la Felicidad"

“Cada noche, todo el mundo aquí se duerme: los cinco gatos, mi mujer, e incluso el teléfono se calla. Entonces, me relajo en la cama y dejo que llegue algo que durante mucho tiempo no he sabido valorar en su importancia. Cuando conocí al maestro zen Ejo Takata, me mostró una inscripción en la pared: felicidad. Yo no sabía que me indicaba la esencia del zen con un solo gesto. En lo más profundo, el secreto de la vida, es la felicidad. Y la felicidad es un estado que es rechazado por toda clase de tensiones.

Cada noche, dejo entrar a la felicidad en cada una de mis células, de mis huesos, mi carne, mi alma… acojo la sensación de felicidad.

Para acceder a esa felicidad, hay que entrar en la condición de la no-esperanza. Cuando se pierde la esperanza, nos libramos del miedo y, cuando nos libramos del miedo, llegamos a la felicidad. Esto es lo que yo hago cada noche: me acuesto en estado de regocijo en la cama, me convierto en un ser cuya materia es felicidad, ya nada puede pasarme.”

Alejandro Jodorowsky en “La trampa sagrada”

lunes, 19 de abril de 2010

Intuir



PhotobucketTe invito a leer "Definitivamente", breves líneas para mis amigas...




sábado, 17 de abril de 2010

viernes, 16 de abril de 2010

El gato de la muerte

Photobucket

La historia del gato que anuncia misteriosamente la muerte de los ancianos ha sido llevada a un libro y a un documental.

El autor, el doctor David Dosa, se mostraba escéptico cuando escuchó las historias acerca de 'Oscar', pero decidió hacer un seguimiento de los casos en los que el felino, adoptado en 2005 en la Residencia de Cuidados y Rehabilitación Steere House, en Providence, Rhode Island, ha anticipado la muerte de un anciano.

Dosa es un geriatra de 37 años de edad y profesor en la Universidad Brown.

En su trabajo, el geriatra no da una explicación científica del comportamiento de 'Oscar', pero sí adelanta la teoría de que el felino percibe el olor de las células que mueren, tal como algunos científicos dicen que hay perros que olfatean la presencia de ciertos tipos de cáncer.

La teoría se relaciona con las quetonas (cetonas), bioquímicos que emiten un olor característico cuando las células del cuerpo se empiezan a degenerar, y que el olfato de un gato podría detectar.

El misterio es por qué sólo 'Oscar' parece atraído. En Steere House hay otros cinco gatos y ninguno se comporta de esa manera.

La residencia para ancianos cuida a pacientes en las últimas etapas de la demencia senil, y con certeza tan infalible como inefable, 'Oscar' trepa a la cama y se acurruca junto a los pacientes pocas horas antes de que mueran.

'Y no es que se relaje', escribió Dosa en su libro. ''Oscar' puede irse por un par de minutos, busca algún bocado y retorna de inmediato al lado del paciente. Literalmente, está en vigilia'.

Al principio, relata Dosa, 'Oscar' pasaba los días en la residencia visitando las diferentes habitaciones, donde olisqueaba un poco a los pacientes pero no pasaba demasiado tiempo con alguna persona. Excepto cuando se aproximaba la muerte.

La percepción de 'Oscar' ha resultado tan precisa que el personal de la residencia, incluido Dosa, saben que es tiempo de avisar a los familiares del paciente cuando el gato se acuesta a su lado, aunque el moribundo esté demasiado enfermo como para notar su presencia.

Y si alguien trata de mantener a 'Oscar' afuera de la habitación de un moribundo, el gato araña las paredes y las puertas intentando entrar.

'Mi propia vanidad intelectual me hacía fácil rechazar la noción de que algún gato errante pudiera saber más que nosotros, el personal médico', añade Dosa en su libro.

Pocos años atrás hubo un caso que convenció a Dosa de que estaba completamente equivocado.

Había dos pacientes moribundos en salas muy apartadas de la residencia. Una empleada que había notado la aptitud de 'Oscar' para percibir el comienzo de la muerte sacó al gato de la habitación de un paciente y lo trajo a la de la persona que, en opinión de los médicos, estaba más cerca del final de su vida.

'La asistente trajo al gato, furioso y lo puso sobre la cama', relata Dosa. ''Oscar'' saltó afuera de la habitación y se fue corriendo a la otra habitación. Y 'Oscar' estaba en lo cierto. Ese paciente murió esa noche. Y el paciente que nosotros creíamos que moriría primero vivió un par de días más'.

A lo largo de los años, los familiares de los pacientes han aceptado la presencia de 'Oscar', que vaticina la proximidad de la muerte, por la compañía y la serenidad que ella trae a sus seres queridos.

En algunos casos, los obituarios de pacientes que han muerto en Steere House incluyen la frase: '... murió en compañía de su familia y de 'Oscar' el gato'.

Terra Noticias – Febrero 2010

Photobucket


martes, 13 de abril de 2010

"Koan" - Fábula Pánica*

Por Alejandro Jodorowsky

*"Movimiento Pánico", en alusión al dios Pan, el cual se manifiesta a través de tres elementos básicos: terror, humor y simultaneidad.

Según la sabiduría de Jodorowsky esa es una genial manera de escapar de la cárcel mental. ¿Caeré por el acantilado?, ¿moriré? por qué desaprovechar la ocasión de probar unas manzanas que deben ser tan dulces como inaccesibles.

Photobucket Lee un micro cuento del mismo autor - clica la manzana



sábado, 10 de abril de 2010

Cuento: La llamada


Te desvelaste trabajando en el ordenador. Esa noche dormiste solo cuatro horas, y aunque a algunas personas les es suficiente, tú eres de los que necesitan mínimo seis para poder rendir en tu jornada. Por eso pensé en no despertarte, me debatí entre quedarme indiferente o soportar tu mal humor por llegar tarde, pero faltando solo quince minutos para tu hora de entrada al trabajo, con un beso te di los buenos días, al abrir los ojos miraste el reloj que colocaste en la pared justo frente a la cama y con un brusco movimiento te incorporaste para tomar posesión del baño, y lavarte. Te vestiste torpemente por que eso de hacer las cosas a toda prisa no es lo tuyo, te conviertes en el ser más torpe del planeta. A las siete cincuenta y nueve te despedí con un abrazo y dije al oído: “no corras, ponte el casco”, contestaste con un monosílabo y marchaste. No sé cuanto tiempo había transcurrido desde tu partida cuando sonó el teléfono, mi corazón dio un vuelco y horrorizada miré el aparato, ¡lo sabía!, ¡pero si lo pensé!, presentía que iba a suceder, que me llamarían para avisarme que en tus prisas habías tenido un accidente, ¡maldita Vespa!, ¡no debí despertarte, ahora estarías dormido tranquilamente y no muerto!

¿Qué voy a hacer sin ti?, eres mi mundo y mi razón de vivir, te amo tanto.

El insistente timbre continuaba reclamando, mi mano temblorosa tomó el auricular, con voz apagada pronuncié: ¿Diga? Los instantes me parecieron eternos hasta escuchar la respuesta, tardé unos segundos en reconocer tu voz:

- Cariño, tengo cuarenta y cinco minutos libres, ¿desayunamos juntos?

Ro


Te invito a leer otro de mis cuentos: "Porecito Mío"





jueves, 8 de abril de 2010

Acariciar el alma


¡Dios!

¡Cómo ahogan las lágrimas atoradas!

Hace más de un año que necesito llorar y llorar hasta quedarme dormida.
Y lo absurdo es que he dejado de lado esta sana práctica por no provocar la lástima de nadie.

CICR


Photobucket


Y… ¿SI NO HUBIERA SUCEDIDO?
Clica y... lee





martes, 6 de abril de 2010

Reparto de utilidades



¿Ya ves?, Te lo advertí de tiempo atrás, que era mejor conservar los espacios intactos y no fusionarlos por complacencias ajenas.

¿Ya ves?, Siempre discutimos por permanecer en libertad, para no condenarnos a las cadenas del hastío, pero no supimos escucharnos.

Era mejor continuar cada quien descubriendo los momentos del otro y no preverlos de antemano.

Saber con el paso de la tarde cuando seríamos cómplices y cuando simples seres.

Y esperarnos mutuamente frente a la copa de vino, para después sentir el vuelco inesperado del corazón, producido por un aroma o una voz.

¿Ya ves Germán? Te dije que era mejor tenernos así que no tenernos jamás.

¿Y ahora? ¿Cómo repartimos las utilidades? Si bien el arco y las flechas son tuyas y las copas de cristal mías, dime ahora que vamos a hacer con los libros, ¿de quién era cual?, ¿y el perro a quién se le queda?, ¿pero y el piano?

Vuelta un ovillo en medio de la oscuridad me detengo a pensar, ¿por qué no escuchamos al corazón e ignoramos a los demás?
¿Por qué en lugar del bosque no huimos al mar como era nuestro plan original?
Ese plan donde éramos indispensables el uno para el otro, donde las mentiras no tenían cabida, donde ninguno le hacía daño al otro para al minuto siguiente arrepentirse, sintiendo que la vida se nos va con las lágrimas del otro.

¿Ya ves Germán? ¿Cómo le vamos a hacer para olvidarnos cuando cada espacio huele a nosotros y a nuestro ayer?


CICR

Photobucket


viernes, 2 de abril de 2010

Semana Santa en mi recuerdo



Semana Santa esta enlazada en mi recuerdo a la mística fragancia del Tomillo, a la brisa proveniente del río Tajo, al bullicio de la gente congregada en la plaza de Zocodover, al trayecto de la Santa Custodia por las estrechas calles de Toledo que han quedado suspendidas en la historia, atemporales, mas allá de la pujante Europa y sus euros. Es tan fácil para mi mirar a la nada y evocar los invisibles velos de la memoria y todas las emociones que envueltas llegan con la introspección, con el viaje místico de los días en que el corazón se enlaza con lo divino, dejando un poco su permanencia humana cobijado en el aroma desprendido de las velas encendidas, los susurros formando plegarias y el humilde aroma del Tomillo que llena el ambiente de luz violeta, imperceptible a los ojos de los profanos...

Ro


Photobucket

“Tímida, peluda doncella,

flor del espino.

Un monje recoleto

cada tomillo…”

Camilo José Cela:

Copla De Las Plantas

Aromáticas



Tiempo de introspección, de significado,

de simbolismo, de luces, fragancias...

Paz en los corazones, os abrazo.



Menos Violencia, Más orgasmos

¡Subvertir la violencia en placer! El orgasmo, más allá de la experiencia físico-corporal, es ícono de entrega y amor. El apoyo, la unión, la empatía entre mujeres nos ayuda a crecer y tener la fuerza de 'todas a una'.